Contáctanos para consulta gratis

Noticia de interés

Mantente informado, sobre los últimos acontecimientos

Varios estados permiten a los inmigrantes sin papeles sacarse la licencia de manejo

Varios estados permiten a los inmigrantes sin papeles sacarse la licencia de manejo
Aunque es cierto que existen maneras de obtener una licencia de manejo en algunos estados sin tener un estatus migratorio legal en el país, estados como Texas lo hacen una misión imposible.

En la actualidad, los siguientes estados permiten sacar la licencia de manejar a los inmigrantes indocumentados: California, Colorado, Connecticut, Delaware, Hawaii, Illinois, Maryland, Nevada, Nuevo México, Oregon, Utah,Vermont y Washington. A ellos se sumó el estado de Nueva York al aprobar la ley Green Light Bill en junio de este mismo año y podrán sacarse las licencias a partir de diciembre.

Además, los inmigrantes indocumentados también pueden sacar la licencia de manejar en Washington D.C., la capital de Estados Unidos y en el Estado Libre Asociado de Puerto Rico.

Sin embargo, cabe destacar que Texas, el segundo estado con más población inmigrante de los Estados Unidos, no permite sacar la licencia de manejar a indocumentados. Esto está convirtiendo este estado en uno de los más peligrosos para los conductores, ya que, al no permitir a los indocumentados sacarse la licencia, no hay control sobre quien maneja, no pasan un examen de conocimientos de regulaciones de tráfico ni tampoco un test de manejo mínimo para asegurarse de que es capaz de manejar un auto con seguridad.

Es importante conocer los requisitos mínimos que se piden en cada estado, ya que son distintos y qué quiere decir que no se puede utilizar como identificación o para usos federales. Además, es conveniente saber su relación con otras formas de identificación, como matrícula consular y I.D. emitidos por algunas ciudades.

El privilegio de recibir una licencia de manejo sin la necesidad de comprobar la estancia legal en los EEUU fue otorgado por primera vez a inmigrantes sin papeles en 1993.

Washington, por ejemplo, fue el primer estado en permitir que inmigrantes indocumentados recibieran licencias de manejo, en 1993; seguido por Nuevo México y Utah, en el 2003 y 2005, respectivamente; luego por Illinois en el 2013; Colorado, Maryland, Nevada, Vermont y el Distrito de Columbiaaprobaron iniciativas similares en el 2014; y, por último, les siguió California, Connecticut, Delaware y Hawaii en los pasados cuatro años.

Y es gracias a que estos estados lograron pasar legislaciones en favor de las licencias a indocumentados, que hoy en día podemos decir que el otorgar una licencia de manejo a un inmigrante sin residencia legal mejora la seguridad en carreteras e impulsa la economía de un estado, según estudios.

Compartir:

Comentarios